Trastornos psicosomáticos

Los trastornos psicosomáticos son aquellos trastornos físicos desencadenados por una causa psicológica. El cuerpo y la mente están íntimamente unidos, de manera que en ocasiones, el exceso de estrés o las emociones no canalizadas pueden desencadenar dolencias físicas o incluso enfermedades graves.

La hipertensión, diabetes, problemas del aparato digestivo, dolores de cabeza, contracturas musculares, enfermedades cardíacas, obesidad, problemas en la piel, etc, son ejemplos de dolencias físicas cuya causa puede estar en la esfera psicológica.

Se puede sospechar de somatización cuando la persona acude al médico y éste no encuentra una causa orgánica concreta a su dolencia.